Air Liquide es el líder mundial de los gases, tecnologías y servicios para la industria y la salud. Presente en 80 países con cerca de 68.000 colaboradores, el Grupo atiende a más de 3 millones de clientes y de pacientes. Oxígeno, nitrógeno e hidrógeno son  pequeñas moléculas esenciales para la vida, la materia y la energía. Encarnan el territorio científico de Air Liquide y están en el núcleo de las actividades del Grupo desde su creación en 1902.

La ambición de Air Liquide es liderar su industria, ofrecer rentabilidad en el largo plazo y contribuir a la sostenibilidad. Su estrategia de transformación centrada en el cliente busca un crecimiento rentable en el largo plazo. Se basa en la excelencia operativa, las inversiones selectivas, la innovación abierta y una organización en red implementada por el Grupo a escala mundial. Gracias al compromiso  y la creatividad de sus colaboradores, Air Liquide aprovecha la transición energética y medioambiental, los cambios en la salud y el ámbito digital, para crear más valor a todos sus stakeholders.



El Grupo se apoya en su competitividad operacional, sus inversiones selectivas en los mercados en crecimiento y la innovación para llevar a cabo un crecimiento rentable en el largo plazo.

El Grupo contribuye a la fabricación de múltiples productos de nuestro día a día: Mercado Clientes Campo de Gibraltar, burbujas en las bebidas gaseosas, atmósferas de preservación para los alimentos envasados, oxígeno para los hospitales y asistencia de pacientes a domicilio, gases ultra puros para fabricar semiconductores, hidrógeno para quitar el azufre de las gasolinas... Air Liquide cuenta con una importante red internacional de centros de I+D. Desde su origen la innovación, especialmente tecnológica, es uno de sus valores fundamentales.

Air Liquide España, filial del Grupo Air Liquide se creó en 1909 y está presente en todo el territorio nacional  por medio de sus centros de trabajo, en los que cuenta con experimentados profesionales y una amplia red de distribuidores. La amplia oferta de sus gases y servicios asociados, llega prácticamente a todos los sectores de la industria, desde los profesionales autónomos a los laboratorios, pasando por la industria agroalimentaria, así como el medio ambiente, la aeronáutica, el tratamiento de aguas, el vidrio y muchos otros.