La factoría de Acerinox de Los Barrios quedó parada y con servicios mínimos de seguridad el pasado lunes por la noche tras el decreto que limita la actividad económica a los servicios esenciales. La fábrica retomó ayer por la tarde su actividad una vez que desde el Ministerio de Industria comunicó a la Asociación de las Empresas Productoras de Acero y de Productos de Primera Transformación del Acero de España (Unesid) que puede continuar una actividad “mínima imprescindible” durante este periodo de máxima limitación de movimientos que dura hasta el final de la Semana Santa.

Este jueves se reinició la producción con todas las medidas de prevención posibles.