El consejero delegado de Acerinox, Bernardo Velázquez ha presentado hoy al alcalde de Los Barrios, Miguel Alconchel, las últimas inversiones medioambientales llevadas a cabo en la planta de Acerinox Europa y ha ratificado una vez más la apuesta estratégica del Grupo por la potenciación de la sostenibilidad.

Velázquez ha asegurado que “Acerinox Europa es el gran referente del sector industrial en el Campo de Gibraltar y a su vez empresa modelo en el marco europeo en materia medioambiental. El respeto del medio ambiente es una de nuestras prioridades y Acerinox seguirá siendo líder como ejemplo de industria sostenible comprometida en la lucha contra el cambio climático”.

Alconchel, por su parte, ha destacado que “es importante que sigamos reforzando el compromiso y las líneas de colaboración entre el Ayuntamiento y la planta de Acerinox en el municipio, sobre todo en los proyectos de carácter social y medioambiental en los que vamos a trabajar de manera conjunta, para que repercutan en los vecinos y vecinas del municipio barreño. No podemos olvidar que Acerinox Europa forma parte de la vida de nuestro municipio y de ahí que sigamos manteniendo esta colaboración”.

La factoría del Campo de Gibraltar, ubicada en un entorno privilegiado rodeado por el Parque Natural de los Alcornocales y el Parque Natural del río Palmones, mantiene una política medioambiental exigente e integrada en todos los procesos y sistemas de gestión presentes en las instalaciones, haciendo partícipe a todo el personal y liderada por la Alta Dirección de la compañía. A los significativos avances alcanzados en los últimos años, se suman ahora una serie de relevantes inversiones, con un montante cercano a los 12 millones de euros,  destinadas a disminuir el impacto ambiental, haciendo más sostenible el proceso industrial y cuyos objetivos principales son:

– Eliminar las emisiones difusas a la atmósfera, garantizando la calidad del aire por eliminación de partículas, con mejoras en los sistemas existentes de extracción de humos de la acería y la incorporación de un nuevo depurador de humos con una capacidad de 250.000 m3/h.

– Mejorar la calidad del agua de la bahía hasta niveles excelentes con un control exhaustivo del agua de proceso con la unión de todos los colectores de la fábrica, teniendo así un solo punto de salida perfectamente controlado.

– Mejorar el impacto visual de una instalación industrial dentro de un entorno privilegiado, así como minimizar el impacto acústico de la actividad en nuestro entorno. Estas dos últimas mejoras se han conseguido con la instalación de pantallas de protección acústica y visual.

– Disminución de la huella de carbono. Se han puesto en operación vehículos autónomos eléctricos para el transporte exterior de bobinas entre las líneas de proceso, sin consumo de combustibles fósiles.

– Construcción de un nuevo depósito temporal de residuos cerrado, aislado y protegido.

– Construcción de nuevas balsas de almacenamiento de lodos para su posterior tratamiento, sin riesgos medioambientales y paisajísticos.

– Creación de nuevas zonas verdes colindantes a Palmones, antes dedicadas a actividades industriales, como mejora paisajística y dentro del proyecto de industria sostenible.

– Segregación y valoración de los residuos no industriales. Instalación en toda la factoría de puntos limpios adecuados que invitan a la segregación tanto de residuos orgánicos como inorgánicos y a la concienciación de nuestros trabajadores a hacerlo.

– Conservación de fauna litoral de alto valor ecológico. El control y análisis continuo del agua circundante a la instalación, realizado por las autoridades medioambientales y diferentes universidades y organismos de investigación de Andalucía, corroboran la existencia de una fauna marina que incluyen especies en peligro de extinción que no se dan en otros puntos de la Bahía y que gracias a la calidad del agua se están regenerando.