Acerinox anuncia una inversión de 140 millones de euros en su planta del Campo de Gibraltar 

En un acto celebrado en la sede de Acerinox Europa, el presidente de la compañía, Rafael Miranda, y el consejero delegado, Bernardo Velázquez, junto a la dirección de la fábrica, comunicaron a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, una inversión en la planta para la adquisición de nuevos equipos dotados de las últimas tecnologías que permitirán optimizar la producción de la factoría, mejorar la calidad de sus productos, disminuir costes y reducir el impacto medioambiental.


















La inversión fue aprobada por el Consejo de Administración del pasado 15 de diciembre y contempla la adquisición de una línea de recocido y decapado (AP) y un nuevo tren de laminación en frío, además de obra civil y equipos auxiliares necesarios para el funcionamiento de estas grandes instalaciones.

Esta apuesta por el mercado europeo del acero inoxidable y por el potencial de su planta del Campo de Gibraltar pone en valor tanto la arraigada relación de la compañía con la comarca como la productividad y eficacia de sus instalaciones.

La nueva línea AP aportará importantes ahorros en mantenimiento, así como en energía y en consumibles. Acerinox mejorará sus equipos de producción, ofreciendo productos de mayor calidad y con un mayor valor añadido para nuestros clientes finales y permitiendo considerables reducciones en el volumen de emisiones durante el proceso de fabricación.

 Los nuevos equipos comenzarán a funcionar a finales de 2017, según se ha establecido con los proveedores como plazo de puesta en marcha.

Esta inversión se encuentra enmarcada dentro del Plan Estratégico 2016-2020 aprobado por el Consejo de Administración, que decidió potenciar la actividad de Acerinox en Europa y en Estados Unidos en espera de nuevas oportunidades en los mercados emergentes.

Esta nueva inversión de 140 millones de euros se suma a los más de 300 millones que la compañía ha destinado a su planta española en los últimos años para modernizar equipos y mantener a esta planta como una de las más competitivas de Europa.

La tecnología y la experiencia adquirida en esta fábrica han sido algunas de las claves del éxito en la internacionalización de Acerinox, que dispone de plantas en Estados Unidos (North American Stainless), Sudáfrica (Columbus Stainless) y Malasia (Bahru Stainless), a las que ha suministrado asistencia técnica desde España.

Acerinox es la empresa más global de su sector, presente en todo el mundo con cuatro fábricas en cuatro continentes. La empresa distribuye sus productos a través de su red comercial presente en más de 36 países que permiten abastecer  a prácticamente todos los mercados relevantes del mundo. Así, Acerinox ha realizado ventas en 83 países de los cinco continentes durante el último año.

Acerinox, y en general el sector siderúrgico, es una garantía de empleo estable, de calidad y bien remunerado. El Grupo es consciente de que la temporalidad es incompatible con su actividad y, por eso, la inmensa mayoría de los contratos de sus trabajadores, a quienes imparte una intensa formación de manera constante, son indefinidos.

La planta del Campo de Gibraltar es uno de los mayores generadores de empleo de su entorno. En ella trabajan más de 2.600 profesionales de manera directa, incluidas las empresas auxiliares, y cerca de 6.700 entre empleos directos e indirectos. Un empleo estable y de calidad incluso en entornos económicos complicados como los de los últimos años.

Por su profundo arraigo y relación con Andalucía, Acerinox Europa decidió en 2014 el traslado de su sede social a esta región, donde se halla su mayor activo económico en España y de donde proviene la mayoría de sus recursos humanos. Ello significó para Andalucía un incremento del porcentaje de exportación de alrededor del 5% en el año del traslado, y para Acerinox convertirse en una de las mayores empresas de la región.

Acerinox también ha iniciado las obras para la instalación de una línea de recocido brillante de acabado BA y un laminador en frío en su planta estadounidense de North American Stainless (NAS). Una inversión de 116 millones de euros que tiene como objetivo aumentar la capacidad de producción y ampliar la oferta de productos finales de la factoría, situada en Kentucky.

Con esta nueva línea, NAS fabricará acero con acabado brillante, un producto con un importante consumo anual en Norteamérica, un mercado que se ve obligado a importarlo por falta de producción interna suficiente. Acerinox se convertirá de esta forma en el principal productor de dicho material en territorio estadounidense, reduciendo plazos de entrega, costes de transporte e importación y ofreciendo precios más competitivos a los clientes norteamericanos. El conocimiento de los clientes por parte del equipo comercial de NAS sitúa a la compañía en posición muy ventajosa con respecto a sus competidores.