La Junta y la AGI promueven un proyecto pionero de I+D+i en el marco de la ITI de Cádiz


La Junta de Andalucía y la Asociación de Grandes Industrias del Campo de Gibraltar (AGI) han anunciado que trabajarán conjuntamente en un proyecto “pionero” de I+D+i con el objetivo de “crear sinergias entre las compañías para ser más competitivas”.



En una reunión mantenida con el delegado de la Junta en Cádiz, Fernando López Gil, para avanzar en el diseño de una estrategia integral de inversiones para las empresas de esta comarca que se enmarque en la Inversión Territorial Integrada (ITI) de Cádiz, y que tenga como principal eje la apuesta por la innovación, la AGI ha dado los primeros pasos para proponer a la Junta de Andalucía un acuerdo marco de colaboración para el desarrollo del I+D+i. Concretamente, plantean una iniciativa conjunta y “pionera” donde unifiquen los esfuerzos y busquen sinergias que permitan crear “proyectos más potentes y trascendentales que luego se puedan aplicar a las cadenas de producción de cada compañía”.

López Gil ha puesto de relieve la importancia de que empresas de sectores “estratégicos” en el marco de la ITI como la metalurgia, la petroquímica o la logística, que ya realizan una “importante inversión” en I+D+i.

El delegado ha dejado claro que el objetivo es dar herramientas a las empresas para “ser más competitivas si cabe, y para generar riqueza y empleo”, y ha explicado que se va a crear una mesa de trabajo que definirá el modelo más adecuado y las alternativas a seguir para poner en marcha ese proyecto conjunto.

En esa línea, el representante de la Junta ha expuesto que para avanzar en ese diseño de una estrategia global se contratará a una consultora especializada que determinará qué puede aportar cada empresa al proceso y los diferentes modelos para llegar a un consenso.

El objetivo es que a lo largo de lo que queda de este año se defina el modelo, para que esta iniciativa cuente con financiación procedente de los fondos de la ITI de Cádiz durante los próximos cuatro años. López Gil ha instado a las empresas a que lleven a ese mesa de trabajo “un proyecto que no nazca con temporalidad limitada, sino que tenga vocación de permanencia en el tiempo y se haga fuerte, y que pueda sobrevivir por sí mismo cuando acabe este marco de financiación europea”.