Gas Natural Fenosa está presente en más de 30 países, donde ofrece servicio a cerca de 23 millones de clientes, con una potencia instalada de 15,4 GW y un mix diversificado de generación de electricidad. La base del negocio de la compañía se encuentra en los mercados regulados y liberalizados de gas y electricidad, con una contribución creciente de la actividad internacional.  

En total, la plantilla de la multinacional está compuesta por más de 20.600 empleados, de los que cerca de 8.300 trabajan en España. El empleo que se genera la empresa es estable y de calidad, con un 96% de contratos indefinidos.  

Gas Natural Fenosa cerró el ejercicio 2015 cumpliendo los objetivos que se había marcado en el Plan Estratégico 2013-2015. La multinacional alcanzó en 2015 un beneficio neto de 1.502 millones de euros, el 2,7% más, y elevó el EBITDA consolidado hasta los 5.376 millones de euros, por encima de los 5.000 millones fijados en el Plan Estratégico. La compañía invirtió un total de 2.082 millones de euros en 2015. Las inversiones materiales e intangibles alcanzaron los 1.767 millones de euros, con un incremento del 0,9%.  

En San Roque, Gas Natural Fenosa –uno de los mayores operadores mundiales de ciclos combinados con 14 GW de potencia– tiene un ciclo combinado de una potencia instalada de 400 MW que opera desde el año 2002.