Acerinox es una de las empresas más competitivas del mundo en la fabricación de aceros inoxidables. Desde su constitución ha venido realizando un continuo programa de inversiones y desarrollo de innovaciones tecnológicas propias que, en algunos casos, han supuesto un hito en la tecnología de los aceros inoxidables.   

En capacidad de producción, Acerinox es uno de los primeros fabricantes a nivel mundial, con 3,5 millones de toneladas de acería. Cuenta con tres factorías con proceso integral de producción de productos planos: la fábrica del Campo de Gibraltar (España, 1970) primera en superar el millón de toneladas en el año 2001 y una de las más rentable de Europa; North American Stainless, NAS (Kentucky, Estados Unidos, 1990), la mayor y más eficaz fábrica de Estados Unidos y líder en ese país y probablemente la más competitiva del mundo y Columbus Stainless (Middelburg, Sudáfrica), única fábrica del continente africano situada en una de las regiones más ricas del mundo en materias primas y que entra a formar parte del Grupo en 2002.   



La fábrica del Campo de Gibraltar cumple la norma ISO 9001, que garantiza la calidad, tanto del proceso de fabricación como del producto final, así como la ISO 14001 sobre la calidad de su gestión medioambiental y la OSHAS 18001 de gestión de seguridad y salud ocupacional.   

Gracias a su extensa red comercial, con filiales en 36 países, Acerinox mantiene una presencia activa en los cinco continentes, con ventas en más de 80 países. Acerinox Europa invertirá 140 millones de euros en su planta de Los Barrios para la adquisición de nuevos equipos dotados de las últimas tecnologías para optimizar la producción de la factoría, mejorar la calidad de sus productos, disminuir costes y reducir el impacto medioambiental. Se contempla la adquisición de una línea de recocido y decapado (AP) y un nuevo tren de laminación en frío, además de obra civil y equipos auxiliares necesarios para el funcionamiento de estas grandes instalaciones. Esta nueva inversión de 140 millones de euros se suma a los más de 300 millones que la compañía ha destinado a su planta española en los últimos años para modernizar equipos y mantener a esta planta como una de las más competitivas de Europa.